Empezar una dieta nunca es fácil. Y más cuando tienes al alcance esos antojitos que te seducen y te hacen decir, “mejor empiezo el lunes”. La tentación aumenta cuando tienes recién nacidos, estás propensa a más antojos y a los cambios hormonales de la nueva maternidad. Los cambios son muy notorios, el cuerpo responde lentamente y la piel se vuelve flácida. Cuando tienes a tu bebé o cuando pierdes peso, las estrías se hacen presentes después del estira y afloja de tu piel, pero para recuperar elasticidad te recomiendo la fórmula ideal para que no tengas de qué preocuparte.

 

Hidratación, ejercicio, dieta y motivación.

 

Los primeros meses son clave para volver a tu talla. La base principal es la hidratación. Tanto con agua, como con masajes de aceites* para el abdomen, una manera de mantener tu piel hidratada el mayor tiempo posible es confiando en las bondades del aceite de almendras y la glicerina.

 

Ejercicios cardiovasculares, de flexibilidad y fuerza.

No necesitas ir a un gimnasio, con estos ejercicios en casa podrás activarte  una vez dada de alta.

 

¡Camina! Ya sea al aire libre o en caminadora, una caminata de baja intensidad regulará tu respiración y no forzará tus rodillas y tobillos.

¡Nada! Bajo el agua, la sensación de pesadez desaparece y permite que trabajen músculos mientras flotas para devolverte tonicidad.

¡Baila! Sola o acompañada, mueve tu cuerpo al ritmo de tu música favorita y disfruta de una buena canción.

¡Estírate! Relájate y siente toda la extensión de tus extremidades.

Pilates: Te ayuda a fortalecer tu columna, quitar molestias de espalda, tonificar y estilizar tu figura.

 

Si aún sigues dudosa de empezar mañana o el lunes, te recomiendo leer la entrada anterior, en la que te doy los mejores tips de alimentación y te propongo unirte al #RetoJaloma para trabajar por una mejor versión de ti a través de una nueva dieta balanceada.

 

La verdad es que si no tenías cuerpo de modelo antes de ser mamá, no lo vas a tener después de tener a tu bebé, por eso los expertos recomiendan anticiparte al parto con buenos hábitos y un régimen alimenticio saludable. Una vez que te apliques con la dieta y ejercicio ¡#JalomaTeReconoce! No eres la única a la que le cuesta trabajo empezar, ¡créeme! cuando adoptas la rutina, te sientes mejor.

 

Sin duda la maternidad puede ser una oportunidad para luchar por un estilo de vida más saludable. #JalomaTeAcompaña en mantener tu piel en un aspecto óptimo.

 

*Masaje reductor de abdomen.

  • Un recipiente de cristal.
  • Aceite de almendras Jaloma o Aceite de olivo Jaloma.
  • La cáscara de dos limones.
  • 1 cucharada de canela molida.
  • Romero.

Mezcla todos los ingredientes y deja reposar este aceite por 7 días moviendo cada día. El último día puedes mezclar el aceite de tu elección para que no queden residuos y para utilizarlo para el masaje. Masajea por 20 minutos para ayudar a eliminar el estreñimiento, motivar el movimiento en los intestinos y acelerar el metabolismo.