Tus manos son en gran medida las encargadas de mantener el contacto con todo aquello que te rodea, por ello están siempre expuestas a diversos agentes en el ambiente, así como a bacterias, situación que podría provocar con facilidad un mal aspecto, pero tranquila ¡tenemos la solución!

Así como resulta sencillo descuidar nuestro manicure, es también muy fácil mantenerlo en perfectas condiciones. 

  • Consigue una buena crema hidratante y llévala siempre contigo. Una excelente opción son las cremas hidratantes de manzana y árnica Jaloma. Aplícala antes de salir de casa, a mitad del día y antes de dormir. 
  • Hidrata tus cutículas, a diario con aceite de aguacate, ya que contiene omega 3 y omega 9, así como vitaminas A, E  y B. Por sus propiedades es el ideal para suavizar y regenerar la piel.  
  • Además, puedes crear tus propias combinaciones para mantener la suavidad. Mezcla en un frasco de cristal pétalos de rosa, añade agua destilada y déjalos reposar durante 1 día entero, finalmente añade glicerina y obtendrás tu propia crema hidratante. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *