Comencemos por decir que existen bebés que se duermen fácil y rápidamente. Pero a otros les cuesta un poco más poder dormir o volver a quedarse dormidos. Es por eso que hoy te compartimos algunos consejos que creemos que te ayudarán a ti y sobre todo a tu bebé a conciliar mejor el sueño.

Mantén la rutina nocturna corta y sencilla.

Dejemos de un lado la eterna rutina del baño, 4 libros, 3 canciones, cargarlo durante mucho tiempo y demás.

Intenta mantener una rutina que no dure más de 15 minutos, puedes darle una “merienda nocturna” asegúrate de utilizar el biberón siluet Jaloma, ya que su mamila de silicón con alitas ayudará además a reducir los cólicos de tu bebé.

Trata de tener la habitación lo más oscura posible, a los bebés recién nacidos les cuesta distinguir entre el día y la noche. Si se despierta, trata de no prender la luz o tener algunas luces muy tenues, la idea es que tu bebé entienda que es hora de dormir y no de entrar en acción.

Masaje relajante.

Un buen masaje después del baño será una buena opción si le cuesta dormir.

Puedes aplicarlo con el nuevo aceite para bebé Jaloma lavanda, su aroma disminuye tensiones, favorece la relajación y mejorará la conexión entre tu bebé y tú.

Recuerda dar un masaje completo (cabeza, tronco, brazos, piernas y espalda) puedes intentar diferentes movimientos y comprobar cuál es el masaje más efectivo para ayudarle a conciliar el sueño más fácilmente.

Jaloma también cuenta con su aceite en gel para bebé para evitar desperdicios y brindar una sensación más cálida al aplicarlo sobre tu bebé.

Otros métodos.

Si ves que tu bebé empieza a despertarse en medio de la noche otra vez, no te alteres, existen diversas razones por las que esto puede pasar. Toma su tiempo hacer que se adapten a una rutina, lo importante es ser constante y tener paciencia.

Intenta dejarle dos o tres chupones con miel Jaloma en su cuna para que tu bebé pueda encontrarlos fácilmente si se llegara a despertar. Podrá disfrutar de la consistencia y textura de este chupón y poder volver a dormirse él solito.

¿Qué más debes de saber?

Mantén una rutina predecible y constante.

Intenta una estrategia durante una semana, si no notas mejoras, vuelve a evaluar la situación y prueba algo diferente.

Existen múltiples métodos de expertos, amigos y familiares, pero recuerda que cada bebé es diferente y no necesitas seguir un determinado método al pie de la letra.

No olvides dejar tu comentario y contarnos qué es lo que mejor te ha funcionado o algún problema que estés teniendo actualmente para dormir a tu bebé.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *