Tu bebé está con pañal limpio, acaba de comer, tomó una siesta y se encuentra llorando durante minutos y hasta horas consecutivas.😫 ¿Qué hacer? Probablemente se trate de cólicos del lactante. Comienzan alrededor de las primeras 2 semanas de vida y pueden llegar a durar hasta 3 o 4 meses. Pero tranquila, puede ser estresante no saber qué tiene tu bebé, pero una vez que detectes los síntomas podrás ayudarlo a sentirse mejor. Verás que te volverás una experta y podrás encontrar la manera de controlar la situación en cualquier momento.😎

Un suave masaje

Aplica sobre tus manos aceite para bebé con aroma lavanda. Realiza, alrededor del ombligo, movimientos circulares en el sentido del as agujas del reloj, con una presión moderada. Puedes intentar juntar sus rodillas y llevarlas hacia su vientre, dejarlas ahí unos segundos y luego soltarlas. Repite la secuencia varias veces.

Sonidos familiares

Tu bebé puede recordar fácilmente el sonido del latido de tu corazón y otros ruidos que escuchaba en tu vientre. Puedes buscar sonidos de latidos de corazón o de naturaleza. Incluso sonidos en casa como la secadora de ropa en funcionamiento o la lavadora.

Zzzz…silencio

¿No funcionaron los sonidos? Bueno, cada bebé es un mundo así que si lo anterior no funcionó, puede que tu bebé necesite de un momento de tranquilidad. Busca un lugar fuera del alcance del ruido, un lugar tranquilo y oscuro.

Movimiento

La mayoría de los bebés prefieren lugares altos, cera de tu pecho y tu corazón. Puedes cargarlo y balancearlo con ritmos marcados, puedes caminar o mecerlo de un lado a otro. Si cuentas con una mecedora o incluso un columpio cerca, puede ser de gran utilidad. Si nada de esto funciona, puedes darle una vuelta en tu coche, gracias al movimiento, ruido y vibración, ayudará a calmar a tu bebé.

Ofrécele un chupón

Para algunos bebés, succionar es relajante. Dale un chupón con miel Jaloma, hechos con una fórmula libre de riesgos para tu bebé, además tiene la textura y consistencia ideal.

Pregunta si puedes cambiar la leche o fórmula

Si estás amamantando, puede que tu bebé sea sensible a algo que contiene tu leche, habla con tu doctor antes de tomar conclusiones personales.

Muchos padres han tratado el cólico de sus bebés durante generaciones con todo tipo de remedios caseros. Recuerda hablar siempre con tu médico antes de darle a tu bebé algo diferente a leche materna o fórmula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *